Lunes, 19 Julio 2021 07:25

Tomares vive un gran festival en una noche en la que se la que se reencontró el público con el flamenco de calidad Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El XLV Festival Flamenco de Tomares ha contado esta edición con uno de los carteles más redondos de los últimos años con los cantaores Vicente Soto “Sordera”, María Terremoto, Miguel de Tena y La Yiya y la bailaora La Moneta

Tomares disfrutó anoche, 18 de julio, de un gran Festival Flamenco que será recordado durante mucho tiempo por haber sido uno de los carteles más completos y redondos de los últimos años, en el que el público disfrutó como pocas veces con el cante vibrante de María Terremoto, la voz de Vicente Soto “Sordera”, las buenas guitarras como la de Antonio Gámez, los palmeros de Miguel de Tena o el acompasado taconeo de La Moneta.

Había muchas ganas de flamenco entre los muchos y buenos aficionados que todos los años acuden al Festival de Tomares, y que el año pasado se quedaron sin esta cita tradicional del verano debido a la pandemia, expectación que se notó desde incluso antes de abrir las puertas del Ayuntamiento de Tomares, para acceder al Patio de las Buganvillas, un espacio que parece que ha sido creado para este tipo de espectáculos.

Ayer, el festival cumplió XLV ediciones, y en un año tan especial, la organización de este cita, la Peña Flamenca, con su presidente al frente, Antonio Novella, y Concha Prieto. junto con el Ayuntamiento, pusieron todo su empeño para contar este año con un cartel muy completo, que además estuvo dedicado al “Coro de Campanilleros de Tomares”, una agrupación que mantiene viva una de las tradiciones más bonitas del municipio, y a Antonio Ruiz Soler “El Bailarín”, del que se cumplen 100 años de su nacimiento.

El Festival, presentado por el periodista Manuel Curao, lo abrió a las 21:30 horas La Yiya, que en el último momento tuvo que sustituir a Manuela Cordero, y que dejó un gran sabor de boca en su actuación acompañada por el siempre gran guitarrista Antonio Gámez.

El segundo en subir al escenario fue Miguel de Tena, quien con voz profunda interpretó unos fandangos que retrotrajeron al público a los años 20 o 30 del siglo pasado.

Uno de los momentos más esperados de la velada era actuación de La Moneta. Nada más pisar el escenario, se intuía que se iba a vivir una gran noche para el recuerdo. La Moneta, con un taconeo único, sacó música de las tablas hasta hacer vibrar al público con su arte.

Y si era esperada La Moneta, no lo era menos María Terremoto, que como indica su nombre provocó un seísmo entre el público poniendo en pie a todo el patio de butacas, que se rindió ante una gran artista que tiene un gran futuro por delante.

Si la variedad del cante fue muy valorada por el público, también lo fueron los grandes guitarras presentes, Vicente Santiago, Nono Jero, Antonio Cáceres y Antonio Gámez, así como los palmeros.

El cierre lo puso uno de los grandes cantaores actuales, Vicente Soto “Sordera”, considerado el último patriarca del cante jerezano, heredero de uno de los más importantes legados del cante jondo, que demostró su buen hacer y buena voz sobre el escenario y le compuso una letra al gran Antonio Ruiz Soler “El Bailarín”, que resonará para siempre en la historia del Festival.

Ayer, se esperaba del Festival. Y se cumplió con creces, La XLV edición del Festival Flamenco “Ciudad de Tomares” respondió a su fama de ser uno de los más prestigiosos de Andalucía con hechos, con un cartel muy completo, con una gran organización, con un escenario idóneo para este arte y con un gran público.

Visto 451 veces Modificado por última vez en Lunes, 19 Julio 2021 18:33
Más en esta categoría: « Tomares es "Reverde"