Lunes, 28 Septiembre 2020 07:11

La nueva calle Molino, un cambio histórico en la movilidad de Tomares Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Se ha dotado a esta calle de doble sentido para conectar de manera directa la entrada por Coca, Villares Altos y Ciudad Parque con Santa Eufemia y el centro

 

El anhelo histórico de que la calle Molino contase de doble sentido ya es realidad en Tomares desde este viernes, 25 de septiembre, una actuación que ha hecho posible que, a partir de ahora, esta calle cuente con doble sentido y que aquellos vecinos que acceden a Tomares por Coca, así como los que vayan desde Ciudad Parque o Villares Altos a Santa Eufemia o el centro del municipio, lo puedan hacer de manera rápida y directa ahorrando dos cosas tan preciadas como son el tiempo y el combustible.
Desde hace mucho tiempo, numerosos vecinos demandaban dotar de doble sentido a la calle Molino, una petición cargada de lógica, pero que no se podía realizar debido al cuello de botella que se producía entre la Hacienda de Santa Eufemia y la Urbanización El Mirador. Tras no pocas gestiones, el Ayuntamiento llegó a un acuerdo con los propietarios de la hacienda y se expropió el saliente que daba a la calle para, de esta manera, poder dotar a la calle Molino de los 6 metros y medio necesarios para poder desdoblarla en dos sentidos.
“Estamos ante una obra histórica que va a cambiar el tráfico en Tomares, ya que a partir de ahora las urbanizaciones de Ciudad Parque, Villares Altos, Santa Eufemia y el centro, así como la entrada por Coca están más cerca y los vecinos van a ver como mejora la movilidad en el municipio y reducen el tiempo al volante”, ha señalado el alcalde de Tomares, José Luis Sanz.
Se trata de una obra trascendental ya que van a permitir conectar de manera directa Coca, Villares Altos Ciudad Parque con Santa Eufemia y el centro del municipio, sin tener que dar el gran rodeo que los vehículos tienen que dar actualmente para llegar al otro lado del municipio. Además, la ampliación de esta calle descongestionará una de las principales arterias de la localidad, la Alameda de Santa Eufemia


Reurbanización integral
Las obras de reurbanización integral y ampliación de la calzada no sólo han afectado a la calle Molino, sino que también han incluido la reurbanización de la calle Menéndez Pelayo.La actuación ha sido de una gran envergadura. Además de la ampliación del viario público para la circulación rodada en ambos sentidos y la instalación de una nueva red de abastecimiento de agua potable y un nuevo colector de saneamiento, la calle Molino ha renovado totalmente su imagen con un gran acerado-paseo con ornamentales rocallas en el lado colindante con Villares Altos, carril bici en el acerado lateral que colinda con la Urbanización El Mirador, se han reordenado e incrementado el número de aparcamientos y se han colocado modernas farolas de bajo consumo y doble farol, a la calzada y a la acera.


Sombra natural en el paseo
Tras la transformación experimentada por la calle Molino, las previsiones son que su amplio acerado se convierta en espacio de expansión y paseo para los vecinos de esta zona. Para hacerlo más agradable, se han plantado 42 árboles, muchos de ellos de gran sombra, de porte medio-alto y de raíz profunda, no expansiva, con objeto de hacer más llevadero el paseo a los vecinos y a la vez mantener en buen estado los acerados y se evita que las raíces vuelvan a levantar los pavimentos.
Se han plantado 15 fresnos americanos, un árbol de gran belleza, hoja perenne y agradable sombra, 14 naranjos de naranja agria, 3 bauhinia, con vistosas flores, y 3 almez, con frondosas copas redondas y anchas.
En cuanto a los árboles que había antes en la calle, en la política de conservación y aumento de la masa forestal en el municipio, se han trasplantado al Parque Olivar del Zaudín, ya que al tener raíces expansivas, habían estropeado mucho los acerados provocando grietas y formando bultos en el pavimento y en esta zona verde podrán tener un desarrollo más adecuado.

 

Visto 1136 veces