Lunes, 24 Octubre 2016 14:39

La Fundación Alaine celebra cena benéfica en El Zaudín servida por Catering Barros Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Recaudan cada año 300.000 euros para ayudar a mujeres de África

El matrimonio integrado por Ramón Herrera Otal y Arantza Vicente Ochoa creo una fundación hace más de una década para convertir en ayuda y alegría la peor experiencia que pueden vivir unos padres: la muerte de un hijo. El fallecimiento de su niña Alaine a los 12 años, víctima del cáncer, los llenó de tristeza, pero decidieron sobreponerse y mirar a aquellos que todavía estaban peor porque no tenían nada.

Una década después, dedican todas sus energías a construir y a tender manos amigas, hasta el punto de recaudar cada año en torno a 300.000 euros, que es el dinero que destinan a labores humanitarias y de desarrollo.

El pasado viernes celebraron una cena en el Club Zaudín que fue servida por Catering Barros y en la que se mostraron muy orgullosos de la labor que realizan, pero sobre todo el apoyo que reciben de amigos, colaboradores, empresas próximas y personas anónimas. Gracias a todos ellos y a la ilusión de este matrimonio, que lleva a gala y por todo el mundo el nombre de su hija, Alaine, están realizando una importante labor. El principal destinatario es un país de África llamado Benín, que es uno de los más pobres del planeta al estar entre los 7 de menos ingresos del mundo.

La Fundación Alaine está ayudando a las mujeres a crear sus empresas,  a promover la Educación en sanidad y a promocionar a las mujeres y niñas, porque piensan que si enseñas a una mujer a subsistir, estás salvando a la vez a sus 4 o 5 hijos. La gestión de microcréditos es otra de las claves de un proyecto que va a más y en el que cada vez cuentan con más ayuda. Por eso no es extraño ver, durante las cenas benéficas que realizan, como la celebrada el viernes en El Zaudín, cómo venden productos de África. Cremas de Karité, jabones, manteles o pañuelos son algunos de los productos que se pueden adquirir durante los eventos sociales convocados por Ramon Herrera y Arantza Vicente, que no tienen casi gastos de infraestructura y en los que todo lo recaudado se reinvierte en hacer el bien y ayudar a crecer y a desarrollarse con una ayuda extra desde el cielo de un ángel llamado Alaine. 

 

 

 

Visto 1682 veces Modificado por última vez en Lunes, 24 Octubre 2016 15:06