Miércoles, 14 Abril 2021 12:32

Cómo hacer una película en casa, todo lo que necesitas saber Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La industria cinematográfica ha sido una de las más ricas e innovadoras de todo el mundo. En sus inicios, el material audiovisual que se producía solía ser uno de los productos más codiciados por el público en general. Esto debido —además del entretenimiento que ofrecían— a su gran escasez. Sin embargo, el paso de los años y las nuevas tecnologías cambiaron mucho este último aspecto en el sector.

La llegada del internet y de aparatos novedosos con cámaras portátiles revolucionaron totalmente lo que se conocía por cine. Sí, hoy por hoy, hacer una película requiere de simples herramientas al alcance de todos, como lo son: un móvil inteligente con un editor de videos y una conexión web. Claro, para lograr el resultado final se requiere de cierto grado de conocimiento. No obstante, crear un film cinematográfico desde cero en estos tiempos, tiene sus cuantos trucos. Ven, te los contamos todos a continuación.

Ser cineasta en el siglo XXI

Perteneciendo al grupo de las siete bellas artes, el cine es un estilo de expresión que al día hoy posee una industria que genera muchos empleos y sustenta a millones de personas alrededor del mundo. Sus puestos de trabajo son amplios: se puede ser director, productor, guionista, camarógrafo, actor y/o actriz, solo por mencionar los más populares. Ahora bien, ¿cómo prepararse para hacer películas?

¿Educación profesional o autodidacta?

La formación educativa es la manera principal y la más recomendada para incursionar en el mundo cinematográfico. Actualmente, concebir un título o grado que te avale como profesional en algún área es muy valorado en cualquier empresa, y el cine no es la excepción. Pero, eso no quiere decir que sea imposible entrar a la industria sin tener estudios formales.

Lo que sí es imposible es buscar entrar sin poseer ningún conocimiento, lo que nos lleva a hablar sobre la formación autodidacta. Gracias a las infinitas herramientas que nos brinda el internet, además de la información disponible en guías y libros físicos, educarse en un tema es extremadamente sencillo en estos días. Especialmente cuando se trata de algo que cuenta con bastante contenido en línea como lo es la creación multimedia.

Fácilmente puedes aprender a filmar desde diferentes planos con un tutorial de YouTube, o a editar con un software como Clipchamp, las posibilidades son muchas. El equipo tampoco es un problema, pues ahora no necesariamente debes tener grandes cámaras para grabar. Para pequeños proyectos será más que suficiente un teléfono de última generación.

¿Cuál es la mejor educación? Ambas, es bueno aprender lo que se pueda por medios propios. Pero, siempre es más seguro contar con la certificación de una entidad educativa.

Las mejores escuelas para estudiar cine

Las artes audiovisuales están disponibles en las universidades de la mayor parte de los países. A continuación, te mencionamos las mejores de ellas en el mundo sin ningún orden específico:

  • Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid (España)
  • Beijing Film Academy (China)
  • University of Southern of California (EEUU)
  • National Film and Television School (Reino Unido)
  • The Sae Institute (Suiza)
  • State University of New York at Purchase (EEUU)
  • Hong Kong Academy for Performing Arts School of Film and Television (China)

4 Pasos para hacer una película en casa

Ya sea en casa o fuera de ella, crear una película tiene su metodología y, precisamente, de esta depende que el film cobre vida o no. La magia del cine solo funciona siguiendo cuatro pasos fundamentales:

Planificación del proyecto

Antes de empezar a rodar una película, es necesario crear un boceto y planificar todo lo que se va a hacer. Es decir, tener claro de qué tema irá la película, cuál será el género, cómo y dónde se grabará, en cuánto tiempo, el presupuesto, la historia y, en caso de haberlos, los actores y el guion. Recuerda, puede ser un film sin dialogo, con o sin personajes humanizados.

Todo eso se decide con antelación precisamente en este punto al que se le puede llamar pre-producción, pues es donde se aborda todo lo relacionado con la película. Aunque parezca sencillo, es el paso más importante, por ello no se le debe descuidar bajo ninguna circunstancia.

Producción del proyecto

Producir la película —es decir, llevarla a cabo en términos de grabación— es, digamos, el paso más sencillo entre los demás. Aquí prácticamente hay que ejecutar todo lo hablado antes en la pre-producción. Por lo tanto, si todo fue planificado a la perfección, no deberían existir problemas.

Lo único en lo que habrá que prestar atención en este punto es en los equipos que se vayan a utilizar para rodar la película. No te abrumes si no cuentas con grandes cámaras o careces de ciertos materiales, esto es natural, sobre todo si estás filmando en casa y no en un estudio especializado. Recuerda: en el pasado tampoco existía tecnología y, aun así, se las arreglaban para crear cosas maravillosas.

Pon a funcionar tu creatividad e ingenio y utiliza lo que tienes a la mano. Cualquier problema que surja en el camino resuélvelo sobre la marcha.

Los toques finales son importantes

Hasta este punto lo único que habrás logrado es tener un montón de minutos de grabación. Para convertirlos en una verdadera película, ese material debe pasar por una post-producción, un importante proceso que implica la edición del material. Se cortarán y pegarán las escenas para que tengan sentido y sigan una secuencia, se ajustará el tiempo entre audio e imagen, se corregirá el color y la resolución, entre otros arreglos.

Este es el momento en el que una película cobra vida. Todo lo que tenga que ver con efectos visuales extras, el sonido, la música y los créditos se agregan en este transcurso. Finalmente, este proceso también servirá para percatarse de cualquier error y corregirlo.

Para llevar a cabo todas estas acciones, no necesitarás tampoco invertir demasiado. En internet encontrarás un sinfín de aplicaciones disponibles de forma gratuita en las que puedes editar tu película casera con excelente calidad. Un sinfín de profesionales utilizan estas opciones a menudo.

Estrena tu película

Las realidades con respecto al estreno de un film cinematográfico son muy diferentes a las de hace 10 años, y mucho más a las de hace 50 años. Ahora es bastante común que haya más de un estreno al día, pues existen demasiadas producciones. Solo en 2018 hubo más de 8.000 nuevas películas en todo el mundo, según Median Search and Consultancy.

Algunos están de acuerdo en que una producción está terminada cuando se finaliza la edición. Sin embargo, compartir ese trabajo para que sea visto y criticado, es también un paso importante. Ahora bien, si deseas recaudar frutos con el éxito de tu película, deberás hacer más que anunciar la fecha de estreno.
La distribución de un rodaje en estos tiempos implica una estrategia de marketing que dé a conocer tu proyecto en redes sociales e incluya ruedas de prensa, tráilers, anuncios, entrevistas y mucho más. Además de esto, un plan de negocios que le ayude a conocer su mercado y a seguir creciendo aun después de su estreno.

Hacer películas es para todos

Como habrás notado, hacer una producción audiovisual conlleva una serie de pasos que implican trabajo. Quizá te parezca demasiado, pero todo esto lo puede hacer una sola persona, cualquiera. Así es, incluso alguien que no tiene títulos o grandes sumas de dinero para invertir puede debutar como cineasta.
No es problema los recursos, los equipos, ni la experiencia o la edad. Hacer películas es una actividad para todos, el conocimiento y las herramientas están fácilmente al alcance. Lo único que hace falta es el tiempo, la disposición y una gran creatividad para ser el próximo Spielberg.

Visto 1577 veces