Martes, 21 Abril 2020 07:16

Romero Álvarez hace ajustes para mantener su plantilla y evita un ERTE que habría dañado la economía de toda la Sierra Norte Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La alcaldesa de Alanís agradece a la principal empresa local, con 150 trabajadores, el esfuerzo y su permanente solidaridad

Es el motor económico de Alanís de la Sierra y una de las principales empresas de la comarca de la Sierra Norte. Romero Álvarez S.A ha querido afrontar la crisis con la solidaridad como bandera, porque, según explica su consejero delegado, Guillermo Romero Álvarez, “nuestra empresa es un barco que hemos construido entre todos durante estas cuatro décadas de existencia, y lo llevamos entre todos. Por eso no hemos querido hacer un ERTE que deje en el desempleo a nuestras familias y hunda la economía de la comarca”, explica.

Guillermo Romero reconoce que no ha sido una decisión fácil. Una empresa se rige por los números, y la crisis generada por el confinamiento y el COVID-19 perdurará en el tiempo. “No quiero ser pesimista, pero vienen tiempos muy duros. Si la crisis de 2008 la pasamos de puntillas y tardamos en salir 3 años, superar ésta nos va a costar 5 o 6 años como mínimo, hasta que alcancemos los niveles que teníamos”.

Para sacar la producción adelante en las condiciones que establece del decreto de Estado de Alarma, Romero Álvarez S.A ha hecho varios ajustes. “En la fábrica hemos adoptado medidas de servicios mínimos, que es reparaciones y reducir un poco la plantilla, pero están cobrando los que ahora mismo no están aquí, que volverán en breve, y están percibiendo su paro o sus vacaciones. Continúan las tareas de oficina según los parámetros estipulados, y en el secadero hemos reducido plantilla, pero estas personas también siguen cobrando; Con los demás, hemos hecho turnos de mañana y tarde para no parar la cadena y seguir haciendo matanzas cumpliendo escrupulosamente las medidas de seguridad, tanto en lo que respecta a mantener las distancias como a los uniformes y mascarillas, que ya veníamos utilizando”, explicó el consejero delegado de la empresa.

Guillermo Romero explicó que “sólo hemos pedido un pequeño esfuerzo a nuestros trabajadores, y no ha sido económico: que se tomen una semana de sus vacaciones y se vayan turnando, para ir aprovechando estos días. Han estado de acuerdo y todo han sido facilidades y buena disposición por parte de nuestra plantilla”.

COMARCA MUY CASTIGADA

Romero Álvarez es la empresa que genera más empleo en la localidad en la que se encuentra, Alanís de la Sierra, y una de las de mayor repercusión en la economía de la Sierra Norte, una de las comarcas más deprimidas de la provincia de Sevilla. La alcaldesa de Alanís, Eva Ruiz, ha manifestado su satisfacción por la decisión de la sociedad de mantener los empleos y no hacer ERTE, “porque demasiado castigados estamos este año con una cosecha tan corta y unos precios tan bajos de aceite para sumar a ello el desempleo de tantas familias. Lamentablemente, en muchos hogares de la comarca lo están pasando mal”.

Eva Ruiz recordó que “Romero Álvarez tiene mucho impacto en nuestra economía local. De los 150 empleados, muchos son familias de nuestro pueblo, una localidad pequeña con 1.750 habitantes. Si ellos tienen problemas, los tendríamos todos y afectaría a la comarca. De ahí que valore muy positivamente la determinación de Romero Álvarez por apoyar a sus trabajadores”.

La alcaldesa de Alanís quiso destacar que las muestras de solidaridad forman parte de la filosofía de la empresa, “que siempre responde cuando le pedimos ayuda. En los primeros momentos del Estado de Alarma, en los que no había mascarillas ni ropa de protección, no dudaron en facilitarnos todo el material que tenían en existencias en cuando así se lo pedimos, algo por lo que les estamos muy agradecidos”, concluyó la regidora

Visto 1123 veces