Jueves, 24 Septiembre 2020 07:58

La delegación municipal de salud denuncia la falta de respuesta de la junta a sus reivindicaciones referentes al centro de salud Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Entre sus peticiones destacan restablecer los servicios de pediatría y urgencias por las tardes y fines de semana al Centro Médico, además de terminar con el colapso de la atención primaria en la localidad.

La Delegación de Salud del Ayuntamiento de Gelves, que dirige Alicia Oliveros, denuncia la falta de respuesta de la Junta de Andalucía ante las reiteradas peticiones realizadas para que restablezca lo antes posible los servicios que eliminó durante el Estado de Alarma. Concretamente se refiere a la pediatra, trasladada a la vecina localidad de San Juan de Aznalfarache, y al servicio de urgencias por las tardes y los fines de semana. "En ninguno de los casos se consultó, ni siquiera se nos informó de estas decisiones previamente al Ayuntamiento, lo que no es admisible teniendo en cuenta la importancia que tienen para nuestros vecinos/as, además de que somos la administración más cercana al ciudadano/a y a la que nos piden respuestas, aunque no sean nuestras las competencias", asegura la delegada.

En cuanto al servicio de pediatría, el SAS adujo razones de seguridad al afirmar que el Centro de Salud de Gelves no contaba con las características necesarias para establecer los itinerarios de flujo de pacientes, que garantizaran la seguridad frente a posibles contagios de coronavirus. Oliveros asegura que "el Ayuntamiento está dispuesto a colaborar con alternativas a este problema para que el centro se adecúe a estas necesidades y nuestros vecinos/as puedan disfrutar de nuevo de un servicio que costó años de reivindicaciones y que nos han quitado de un plumazo".

Por último, Oliveros aprovecha para denunciar el colapso que está sufriendo la atención primaria en la localidad, tanto para los pacientes como para el personal que trabaja en centro. Por un lado, los/as sanitarios/as se encuentran completamente desbordados porque no reciben refuerzos ante el aumento de trabajo generado por la actual pandemia; por otro, los vecinos/as tienen serias dificultades para conseguir hablar por teléfono, además de verse obligados a esperar hasta 15 días para poder ser atendidos por su médico, de forma telefónica en la gran mayoría de los casos. "Creo que ya el SAS ha tenido tiempo suficiente para reorganizarse y restablecer las prestaciones garantizando todas las medidas de seguridad a sus pacientes, sin mermar este servicio tan esencial", concluye la delegada.

Visto 42 veces