Miércoles, 26 Octubre 2022 14:08

CRECER presenta en el Día del Daño Cerebral Adquirido la Realidad Virtual en sus terapias Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Acaba de incorporar estas técnicas, que se suman a sus protocolos de rehabilitación, desarrollados durante 25 años

Hoy es el Día del Daño Cerebral Adquirido, una situación que cada vez afecta a más familias, dado que en España hay 435.400 personas con Daño Cerebral Adquirido, según los datos de la Encuesta de Discapacidad, Autonomía Personal y Situaciones de Dependencia publicada en abril de 2022 por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Centro de Rehabilitación de Daño Cerebral CRECER, con sede en Sevilla, lleva más de un cuarto de siglo trabajando con los pacientes y sus familias para lograr que mejoren sus funciones tras un accidente vascular. Durante todo este tiempo han atendido a más de 3.000 pacientes de toda Andalucía y Latinoamérica, cosechando muy buenos resultados al lograr destacados índices de recuperación en cada uno de los casos.

Y para que las terapias sean cada vez más eficaces, CRECER no deja de investigar cómo optimizar y mejorar sus protocolos, por lo que han empezado a incorporar la gamificación y la realidad virtual, algo en lo que llevan meses trabajando. Unas técnicas que en líneas generales se han mostrado como elementos de ayuda muy eficaces en los procesos de rehabilitación de personas con afecciones de origen neurológico, y que ahora formarán parte del día a día del centro.

La directora médica de CRECER, la doctora Rosario Domínguez Morales, explica que se van a emplear estas técnicas a través de Realidad Virtual, y que se sumarán a los protocolos tradicionales. Una sistemática propia del centro con la que los pacientes mejoran sus funciones cognitivas y motoras. “Hemos incorporado esta nueva tecnología, implementada por nuestros profesionales tras un exhaustivo estudio con su correspondiente soporte científico, porque, al tratarse de Realidad Virtual, nos permite trabajar de forma coordinada e integrando las áreas cerebrales dañadas o deficitarias, con las “normo” funcionales o no dañadas. De aquí la importancia que estas nuevas tecnologías sean herramientas usadas por equipos muy especializados en Daño Cerebral en general. De no ser así, sería perjudicial para la mejora y para lograr la máxima recuperación del enfermo.

Los pacientes disfrutan con el uso y la terapia se integra en su rehabilitación casi sin que se den cuenta. Así, mejoran sus funciones cognitivas, como la atención, la memoria, el lenguaje, las habilidades visuales, las funciones ejecutivas, el equilibrio, la coordinación, la velocidad de respuesta o la toma de decisiones.

Otra de las ventajas de la realidad virtual y aumentada es que se pueden reproducir en la consulta situaciones cotidianas que los pacientes realizan en casa. “El sistema ofrece un mayor grado de privacidad que la exposición en vivo y da acceso al terapeuta a conocer las dificultades que le originan las tareas a los pacientes en su hogar. De esa forma pueden ajustar mejor el proceso terapéutico a las necesidades del paciente”, explica la directora médica.

Un sistema entretenido que permite a los profesionales motivar a los pacientes y facilita los entrenamientos como si fueran un juego, ya que el paciente no ha de esperar a que los sucesos se produzcan en la vida real, sino que pueden producirlos y reproducirlos cuando lo deseen, adoptando un papel activo y participante.

CRECER innova, así, con sus terapias para seguir avanzando en el éxito de la recuperación de sus pacientes, en su objetivo máximo de lograr que éstos logren el control de su vida y sean lo más independientes posibles.

Visto 1905 veces