Domingo, 24 Julio 2022 07:19

Crecer cumple su primer cuarto de siglo con la mejora de la calidad de vida de más de 3.000 pacientes Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Pioneros en Andalucía en rehabilitación de daño cerebral, no dejan de innovar con nuevas terapias

El Centro de Rehabilitación de Daño Cerebral CRECER acaba de cumplir sus primeros 25 años de existencia. Atrás queda aquel mayo de 1997, cuando la doctora Rosario Domínguez y el catedrático de Neuropsicología de la Universidad de Sevilla José León Carrión decidieron abrir un centro en Sevilla que cubriera un hueco que había: un lugar desde el que ofrecer los protocolos más amplios e innovadores para dar una respuesta a los pacientes con daño cerebral adquirido.

Con este objetivo se fundó el centro en la Avenida de Torneo. Un proyecto que ha ido mucho más allá de una aventura empresarial o médica, hasta el punto de tener como principal balance haber dado una respuesta a más de 3.000 pacientes de toda Andalucía y Latinoamérica. Personas que han llegado hasta CRECER, apoyadas por sus respectivas familias, para que se les realizara un diagnóstico y someterse a una terapia rehabilitadora. A todos ellos, en mayor o menor medida, según explica la directora médica de CRECER, Rosario Domínguez, “les hemos dado respuesta y, lo que para nosotros es más importante, los hemos ayudado a mejorar su vida y a ser un poco menos dependientes”.

Ictus, accidentes de tráfico, problemas vasculares, parálisis, traumatismos, tumores… el listado de los problemas de salud que pueden llevar a los pacientes hasta CRECER es largo. Pero el punto de partida es común: “les hacemos un diagnóstico muy exhaustivo basándonos en los informes médicos que traen y en las pruebas diagnósticas que les hacemos. A partir de ahí establecemos un protocolo y un plan de trabajo. El grado de mejoría depende siempre de muchos factores, pero la evolución se va consiguiendo cuando no se cesa en el empeño”, explica la directora de CRECER.

El equipo multidisciplinar del centro está integrado por médicos, neurólogos, psicólogos, rehabilitadores, enfermeros, entre otros. “Y todos vamos a una, esa es la clave”, indica Rosario Domínguez. La investigación y la evolución son los otros pilares, dado que en CRECER no dejan de probar nuevos caminos, “porque de ello depende a veces que nuestros pacientes sean autónomos o no. Y un avance mínimo, a nuestros ojos, a ellos y a sus familias les puede cambiar la vida”.

CONGRESOS

A lo largo de este cuarto de siglo, los protocolos de CRECER han estado en los congresos más avanzados de daño cerebral y neurorehabilitación, y han servido como modelo para la comunidad científica en diferentes ocasiones. “Hemos sido pioneros en el abordaje de las lesiones cerebrales adquiridas y congénitas y eso nos ha ayudado a conocer mejor los mecanismos del cerebro y a poder ayudar a nuestros pacientes”, comenta la directora médica del centro.

Cuando acaban de cumplir las bodas de plata, CRECER tiene claro que para seguir creciendo hay que avanzar. De ahí que ahora estén trabajando en nuevas técnicas robóticas computerizadas que quieren ir incorporando a la rehabilitación del daño cerebral. Y no se cansan de recordar lo que para ellos es prioritario: la atención temprana de las lesiones. “Mientras antes acudamos, mayores resultados conseguiremos. Hemos avanzado mucho en resultados a lo largo de estos 25 años. Nuestro sueño es que las lesiones tengan vuelta atrás y se puedan reducir o anular sus secuelas, y seguro que con el tiempo y el trabajo de todos, algún día lo conseguiremos”.

Visto 4105 veces Modificado por última vez en Martes, 26 Julio 2022 08:47