Jueves, 25 Abril 2024 07:11

Ingravitto propone Islas Bioclimáticas en la ciudad para combatir las altas temperaturas que se registran en la calle Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El modelo, que consiste es refugios vegetales que reducen las emisiones de CO2, se está empezando a implantar en Andalucía

El calor en las ciudades va en aumento y los toldos de las principales vías no son la solución. El CEO de Ingravitto Group, empresa de arquitectura con oficinas en Málaga, Madrid y Sevilla, reconocida por su compromiso con la sostenibilidad, la eficiencia energética y la responsabilidad medioambiental, Raúl Tinoco, ha explicado que actualmente su empresa está trabajando y desarrollando modelos de implantación de Islas-Refugios Bioclimáticos en diferentes ciudades de Andalucía a modo de "banco de pruebas", para obtener datos monitorizados y simulaciones informáticas, de cómo afectaría en un futuro la implantación de medidas contra las subidas de las temperaturas en el Espacio Urbano.

“Hace falta un Plan Estratégico por parte de las administraciones que apueste por transformar los espacios urbanos más transitados para recuperar el confort ambiental y propiciar las relaciones sociales”, ha resaltado el arquitecto.

Las Islas-Refugios Bioclimáticos son unos refugios vegetales que se habilitan en zonas céntricas de la ciudad, como avenidas principales, plazas o espacios públicos abiertos, en los que se implantan medidas bioclimáticas para combatir las altas temperaturas ambientales de los meses de primavera, verano y principios de octubre. Según explica el CEO de Ingravitto, “para la instalación de las islas bioclimáticas tenemos que hacer un análisis previo y una toma de datos cuantificables sobre todos los valores que condicionan el espacio, como la radiación solar y la variación de sombras durante el día. Hay que medir las temperaturas, la humedad relativa, las emisiones de CO2 por tráfico, los vientos predominantes, ruidos y un largo etcétera. Con todo ello se pueden obtener valores que servirán para diseñar el espacio urbano con todas las medidas oportunas que mitiguen y combatan las altas temperaturas”.

El diseño final de estos refugios bioclimáticos está basado en la Naturaleza, con la creación de sombras con especies autóctonas de hoja caduca, techos verdes vegetales envolventes, jardines verticales, recorridos peatonales sombreados con pérgolas fotovoltaicas que generan energía limpia y gratuita para alumbrado público, materiales de suelo permeables y no reflectantes con arena, tierra, albero, zonas ajardinadas, y algo que es importantísimo: zonas de aguas como fuentes y láminas acuáticas que humedezcan el entorno y puedan servir para refrescar al usuario. En la mayoría de las ocasiones, este agua procederá de pozos subterráneos.

Raúl Tinoco resalta que “tenemos que reclamar a nuestras administraciones que exista una Red de Islas Bioclimáticas identificadas y accesibles para el 100% de la población en un radio de cinco minutos desde su hogar. Es lo que se llama la “ley de los 5 minutos”, con medidas para propiciar el disfrute de la calle que tanto nos gusta en Andalucía. Estas Islas no solo proporcionarán un alivio durante las olas de calor, sino que jugarán un papel fundamental en la reducción de las emisiones de CO2 y nos ofrecerán un entorno más saludable y sostenible. De manera paralela, se dinamizará la economía local de nuestras ciudades porque se podrá usar la calle durante más horas al día”.

Los refugios bioclimáticos ya se están empezando a utilizar en ciudades pioneras en la lucha contra el cambio climático, como París, Toronto y Nueva York. “Hace falta actuar de manera global, con una estrategia y una línea de trabajo bien marcada, dirigida por la colaboración público-privada. Hay que recuperar el confort ambiental”, recuerda Raúl.

Los materiales constructivos utilizados comúnmente en nuestras calles también merecen una revisión, a juicio de Raúl Tinoco: “Tenemos que plantearnos la sustitución de materiales que actualmente fomentan la producción y radiación de temperaturas, tales como el asfalto y hormigón, por materiales permeables a la radiación solar, y más naturales, tales como el albero, tierra, o elementos artificiales fabricados en base a la naturaleza. Y por supuesto huir de los colores oscuros y empezar a utilizar en nuestros pavimentos los colores claros o blancos”.

La acuciante sequía que padece Andalucía está llevando a Ingravitto a implementar más soluciones arquitectónicas en la línea de recuperación del agua de lluvia, obtención de aguas subterráneas para disminuir la temperatura ambiente, y la reducción del consumo de agua para el uso doméstico.

En resumen, estamos obligados PROPULSAR a la Administración Pública, Empresas Privadas y Oficinas de Arquitectura para ACTUAR de inmediato y marcar un claro Plan de Acciones para COMBATIR el incremento tan drástico en las subidas de temperaturas que se ha producido en tan poco tiempo, y RECUPERAR nuestro Espacio Urbano para el disfrute del ciudadano, y así tener un FUTURO CLIMÁTICO DIGNO.

Visto 705 veces