Lunes, 10 Junio 2019 08:28

Tomares contará con una de las primeras viviendas Passive House de Andalucía, con "casi nulo" consumo de energía Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El estudio de arquitectura ACYA Arquitectura & Ingeniería, con sede en Tomares, está especializado en el diseño y construcción de este tipo de casas súper eficientes capaces de ahorrar hasta un 80 por ciento en el consumo energético, combinando bienestar y ahorro


Tomares contará con una de las primeras viviendas Passive House de Andalucía, una vivienda con “casi nulo” consumo de energía, capaz de ahorrar hasta un 80 por ciento en el consumo energético con respecto a un edificio convencional, sin que por ello pierda un ápice de confort en su interior. Una casa súper eficiente capaz de mantener una temperatura confortable durante todo el año con casi falta de necesidad de aplicar aparatos de refrigeración y/o calefacción, consiguiendo que las todas las estancias interiores del edificio estén a una temperatura media entre los 20 y 25 ºC.

El estándar Passive House, que surge en los años 70 en Alemania, está abalado por miles de viviendas construidas principalmente en los países del Norte de Europa, y aunque en España es todavía muy incipiente, se ha pasado de tener menos de 60 viviendas Passive House en 2017 a 350 edificios certificados, de los cuales solo cuatro están en Andalucía, no habiendo ninguno en Sevilla y su área metropolitana.

Pero sus ventajas no son solo económicas y beneficiosas para la lucha contra el calentamiento global del planeta, sino también para la salud de las personas, pues son viviendas más sanas y saludables, ya que cuentan con un sistema de ventilación que filtra, higieniza y limpia continuamente el aire que entra en la vivienda. El resultado es un aire filtrado sin alérgenos, sin polen, sin polvo y sin suciedad, y con unas condiciones de humedad óptimas, por lo que no hay condensaciones, ni mohos ni hongos, y por tanto no hay patologías respiratorias asociadas como tos, jaqueca, irritación de ojos, asma o sinusitis, sin dejar de mencionar el aislamiento del entorno y la uniformidad de la temperatura en el interior del edificio con el confort que ello implica.

El estudio de arquitectura ACYA Arquitectura & Ingeniería, con sede en Tomares (c/ Rotonda de la Era, edificio Rotonda Local 12 bajo) dirigido por el reconocido arquitecto, ingeniero de estructuras y diseñador de Edificios Pasivos certificado por el Passive House Institute con sede en Darmstadt, Alemania, Antonio Conejo Núñez, va a llevar a cabo en Tomares la reforma de una vivienda que alcanzará el estándar Passive House Classic (Vivienda Passiva) certificado por el Passive House Institute de Alemania, lo que sería la primera vivienda en hilera reformada en ser certificada y de ahí la singularidad de la intervención.

Las obras de reforma de la casa, que pertenece a una promoción de viviendas en hilera en la calle Rotonda de Santa Eufemia, se van a iniciar próximamente, pues el proyecto ya cuenta con solicitud de licencia de construcción, y está actualmente certificándose con el Passive House Institute alemán, cumpliendo el protocolo exigido en esta primera fase de proyecto.

Antonio Conejo Núñez, que ha trabajado en estudios tan reconocidos como el del también arquitecto e ingeniero Santiago Calatrava y la Ingeniería AYESA, tiene entre sus proyectos la nueva fábrica de cerveza de Heineken-Cruzcampo en Sevilla o su colaboración en el proyecto de Puerto Triana que culminó con la popularmente conocida como Torre Pelli y edificios singulares como la Capitanía Marítima de Burela.

Aunque a priori el gasto de construcción de una vivienda pasiva puede incrementar el precio un 5-10% con respecto a una vivienda convencional, ello se compensa con los gastos de energía, pues son mucho menores, por lo que aunque el coste de la construcción sea un poco superior, se amortiza rápidamente en un periodo de unos 10 años. De mayor importancia, pero más difícil de valorar, es la mejora que supone en la salubridad y el confort de sus ocupantes.

Visto 3815 veces