%AM, %04 %431 %2018 %09:%Jun

Se descubre la autoría y fecha del retablo de la Soledad de Benacazón Featured

Written by
Rate this item
(0 votes)

El restaurador Jorge Anillo es quien está llevando a cabo el desmontaje del retablo

La Hermandad de la Soledad de Benacazón vuelve a estar de enhorabuena. Si el año pasado este tiempo de transición entre la Pascua y el tiempo ordinario lo marcó el hallazgo en el interior del manto de salida de María Santísima de la Soledad de un documento con el nombre de su autor y la fecha de su ejecución, este año lo está marcando la restauración del retablo, del cual, durante las labores de desmontaje, se ha hallado el nombre de su autor y la fecha de su hechura.

El pasado Lunes de Pentecostés, 21 de mayo, el restaurador D. Jorge Anillo (Taller-Restauración Anillo Jorge) comenzaba las labores de desmontaje del retablo en el que se cobija durante todo el año a nuestra amantísima Titular, María Santísima de la Soledad. Un retablo, como sabemos, de estilo neoclásico y fechado en torno a finales del siglo XVIII o principios del siglo XIX. Al retirar el ático del retablo, donde se encuentra un lienzo con una imagen del paño de la Santa Mujer Verónica, los restauradores se encontraron una inscripción pintada en el muro de la Capilla. La misma rezaba de la siguiente forma:

"Siendo mayordomo y hermano mayor Antonio Míguez Fernández, se doró y pintó este retablo en el mes de septiembre, año de 1853".

Comentaba Jorge Anillo que este tipo de inscripciones suele ser habitual que aparezcan al retirar un retablo de su sitio original, y ya daba una idea del tiempo de realización del mismo. Si fue dorado y pintado en 1853, seguramente fuera colocado algunos años antes. En esta época, los retablos se colocaban completamente en madera, y una vez puestos, se procedía a su pintura y dorado. Sin embargo, se seguía sin saber ni autor ni fecha exacta de su ejecución.

De esta forma, el martes 22 de mayo continuaron las labores de desmontaje. Al retirar una de las tablas del costado derecho del retablo, apareció una segunda inscripción en la parte trasera de una de esas tablas. Escrita a grafito, rezaba de la siguiente forma:

"Luis Romero lo hizo, siendo mayordomo de esta Capilla D. José Domínguez, año de 1849".

En palabras del propio restaurador, no es muy habitual que aparezcan este tipo de inscripciones detrás de los retablos, indicando tan claramente su autoría y su fecha. De hecho, al retirar uno de los bancos del retablo, volvió a aparecer, escrita a grafito, la fecha de 1849, que terminaba de confirmar que dicho año fue cuando el retablo de nuestra Madre fue realizado.

Rápidamente, el historiador, y Secretario de la Junta de Gobierno, Julio Adame, comenzaron una labor de investigación que sigue activa ahora mismo, para intentar averiguar algo más de Luis Romero, el tallista que hizo dicho retablo. Se tiene constancia que a finales del siglo XVIII había en Sevilla una familia de tallistas y retablistas neoclásicos, los Romero, pero a día de hoy, y a falta de más información, no se tiene constancia de si hay relación alguna entre esta familia y Luis Romero.

De esta forma, una nueva pieza del patrimonio material queda adjudicada y fechada. Luis Romero realizó el retablo de María Santísima de la Soledad en 1849, y más tarde, fue pintado y dorado en 1853. Se informará a todos los hermanos y devotos de la Hermandad conforme vaya avanzando la investigación y se descubran más datos sobre el retablo.

Read 3142 times