Sábado, 03 Agosto 2019 11:56

Sunset Campus ofreció diversión a 90 niños andaluces y los enseñó a ahorrar Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Menores de San Juan de Aznalfarache, Huelva y Cádiz han disfrutado de las actividades del Campamento de la Fundación Cajasol

Los campamentos urbanos Sunset Campus, de la Fundación Cajasol, acaban de cerrar sus puertas tras ofrecer un mes de actividades y diversión a los 90 niños participantes de toda Andalucía, con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años. En la edición de 2019 han participado menores de San Juan de Aznalfarache, Huelva y Cádiz, a los que se les ha ofrecido juegos, talleres de manualidades, visitas culturales, excursiones y trabajos en grupo, entre otras opciones.

Uno de los principales retos de Sunset Campus ha sido que los participantes disfruten del tiempo libre conviviendo y compartiendo con el resto de los participantes, algo con lo que se pretende minimizar el aislamiento que propician los juegos electrónicos individuales y el abuso de las nuevas tecnologías.

La principal novedad de esta edición ha sido el taller de Educación Financiera, impartido por los expertos en asesoramiento financiero y pedagogía Francisco Martín y Aida del Valle. Las jornadas han consistido en juegos y análisis de situaciones para que los niños tomen conciencia de la importancia que tiene el ahorro y para que empiecen a diferenciar entre objetivos accesorios y necesidades, algo que se les ha hecho ver de manera amena, a través de casos prácticos y de trabajos en grupo que han buscado que los participantes vayan adoptando sencillos cambios de hábitos en sus rutinas diarias

Junto a esta actividad se han desarrollado también otras que han trabajado la solidaridad de los participantes, la integración y el respeto hacia otras culturas, y también se han fomentando valores como el compañerismo y el trabajo en equipo a través de dinámicas, tareas y juegos veraniegos. Propuestas originales, dentro y fuera del agua, con las que los alumnos han recuperando costumbres saludables cada vez más difíciles de mantener en su día a día, alejados de los teléfonos móviles, videojuegos y televisión. Experiencias que les han hecho comprobar que compartir confidencias entre amigos, practicar deporte o realizar manualidades al aire libre pueden ser experiencias muy enriquecedoras y gratificantes. Pero sobre todo, Sunset Campus ha buscado ser un oasis en pleno verano para los participantes y para sus familias, de recursos muy limitados, a las que se ha querido ayudar a conciliar.

Visto 933 veces