Viernes, 07 Abril 2017 07:06

El clima y la vida en familia frenan la depresión entre los sevillanos Destacado

Escrito por 
Valorar este artículo
(0 votos)

La incidencia de casos está ligeramente por debajo de la media nacional gracias a estos factores

La OMS celebra mañana el Día Mundial de la Salud y lo dedica, en esta ocasión, a la depresión. El Centro de Rehabilitación de Daño Cerebral CRECER, con sede en Sevilla, recuerda que esta enfermedad es la principal causa de discapacidad en todo el mundo y uno de los mayores problema que padece la Sanidad, hasta el punto de que puede afectar a cualquier ser humano; y es que nadie está libre de verse afectado , si bien hay unas personas más predispuestas que otras.

En Sevilla se estima que puede haber entre 14.000 y 56.000 pacientes depresivos, dependiendo de la gravedad de su cuadro médico. Esta cifra está ligeramente por debajo de la media nacional, algo en lo que León Carrión, director científico de CRECER y catedrático de Neuropsicología de la Universidad de Sevilla, considera que tienen mucho que ver dos factores: El clima y vivir en familia, elementos que hacen que la salud mental de los sevillanos esté más fortalecida y afronten de mejor manera los problemas.

A nivel nacional, un total de 2.408.700 españoles sufrieron en 2015 depresión, una enfermedad cuya prevalencia está aumentando en el mundo y que en el caso de España representa el 5,2 % de la población, según nuevos datos que acaba de publicar la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Sevilla, se estima que el 2 % de la población padece depresión, si contamos sólo los casos de más gravedad, que son los que se contemplan para la media nacional. Si incluimos a los pacientes con casos más leves, la cifra global asciende al 8 %.

Factores como la pobreza, el consumo de drogas y la soledad aumentan las posibilidades de padecer una depresión. En el mundo hay, según la OMS, más de 300 millones de personas con este mal, y en los últimos 10 años los casos han aumentado un 20 %. No todo el mundo se trata la depresión, algunos no afrontan su resolución, mientras que otros sienten pudor por ir al psicólogo o al psiquiatra y hablar estos temas con ellos, algo que les impide tener una vida saludable y productiva.

Uno de los grandes inconvenientes de la depresión es que los pacientes no son rigurosos a la hora de seguir los tratamientos prescritos, lo que hace que aumente su incidencia, acentuada por factores como la soledad. Hoy en día cada vez hay más personas que viven solas: en España más de cuatro millones, algo que les genera una ansiedad y una angustia vital que hace que tiendan a la depresión. CRECER recomienda a quienes padecen síntomas que busquen tratamiento psiquiátrico o psicológico, porque muchos de ellos mejoran considerablemente con el apoyo de profesionales y pueden lograr una calidad de vida buena y aceptable.
CRECER recuerda para aquellas personas que padecen síntomas la importancia de vivir en familia y no cambiar el lugar de residencia. Es responsabilidad de todos frenar una enfermedad que en Europa genera un gasto de 120 billones de euros, mientras que en España se han de destinar más de 5.000 millones de euros anuales.

Los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de que una persona sufra depresión son biológicos, genéticos, ambientales y culturales. También se ha comprobado que una historia materna de depresión puede predisponer a los hijos a padecerla.

La depresión se ha asociado también a enfermedades cardiovasculares y a trastornos metabólicos como la diabetes. Entre los pacientes hospitalizados se da más la depresión que en el resto. En niños también se observa una prevalencia de trastorno del 8 % cuando éstos tienen entre 8 y 12 años. Hay algo que no sabemos muy bien cómo manejar, y es el grupo de universitarios, donde la incidencia es muy grande. Tanto que cerca del 40 % de estos pacientes universitarios tienen síntomas depresivos, y eso es algo que habría que estudiar rigurosamente para buscar solución. Hay una prevalencia de depresión en pacientes con problemas psicopatológicos previos. Todos los trabajos coinciden que la edad escolar, la prevalencia de depresión se da entre el 1,5 % y llega hasta el 4 % en los adolescentes de entre 13 y 15 años. En las mujeres se da más que en hombres.

En la Unión Europea, el diagnóstico de depresión se ha mantenido en los últimos años, pero hay mucha depresión larvada, personas que aparentemente no la tienen, pero tienen los síntomas y su cuadro se podría agravar si no se ataja a tiempo. La población anciana tienen un problema muy serio con la depresión, porque la mayoría ha sufrido en los últimos años tristes episodios de perdidas de familiares o de deterioro de su salud que hacen que la situación se agrave aún más, hasta el punto de que casi la mitad de las personas con más de 65 años padece depresión.

Viajar, disfrutar con amigos, sentirse respaldado por la familia y llevar una vida sana siguen siendo las claves para ganarle la batalla a la depresión. Y en Andalucía vivimos en familia, como mediterráneos que somos, por lo que las reservas contra este mal están más reforzadas, algo que se refleja positivamente en la estadística.

Leído 370 veces Modificado por última vez el Viernes, 07 Abril 2017 07:07