Lunes, 02 Octubre 2017 07:11

Poetas y arquitectos rendirán el lunes homenaje a Luis Cernuda en su casa natal Destacado

Escrito por 
Valorar este artículo
(0 votos)

La calle Acetres, que recientemente fue declarada BIC, será escenario el 2 de octubre de la lectura de poemas del autor sevillano

El Colegio Arquitectos de Arquitectos de Sevilla en colaboración el doctor arquitecto Honorio Aguilar ha organizado dentro de la XVI Semana de la Arquitectura, para hoy 2 de octubre a las 20:30 horas un acto que tiene como objetivo poner de manifiesto la conexión entre Arquitectura y Literatura. Para ello Luis Cernuda (Sevilla 1902, México 1963) y su casa natal de la calle Acetres, declarada recientemente Bien de Interés Cultural por la Dirección General de Bienes Culturales y Museos de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, de la que se habla en su obra Ocnos, se convierten en elementos de referencia. Se dará lectura al texto en su entorno de creación: la casa de la calle Acetres 6, junto a calle Cuna, y diversos puntos del barrio de Santa Cruz. Han confirmado su asistencia varios poetas de la ciudad; el acto comenzará a las 20,30 h. en Acetres 6. Es necesario inscribirse, pues se disponen de 25 plazas.

La declaración como Bien de Interés Cultural se inicia con la reclamación por parte de una asociación, para la conservación de la casa natal del poeta exiliado de la Generación del 27, hoy usada como cristalería en planta baja y vivienda en las superiores. La casa natal marcó poderosamente la obra de Luis Cernuda: En los poemas incluidos en Ocnos, comenzado a escribir en el exilio en Glasgow y editado en Londres en 1942, se rememoran la infancia y la juventud del autor en Sevilla, con continuas referencias a la vivienda de la calle Acetres, convertida en toda una metáfora de la felicidad de un niño, antes de que este tomase conciencia del tiempo. Vivió en ella entre 1902 y 1914, cuando su familia se trasladó al barrio del Porvenir.

La vivienda responde a la tipología de casa patio de finales del siglo XIX, y es ese patio el que representa un jardín cerrado en el referente de los ecos de las viviendas del autor, donde la escalera de mármol canaliza el sonido de la música. Según el catedrático Rogelio Reyes la casa aparece en Ocnos "trasladada poéticamente y convertida en una metáfora de la felicidad".

Leído 136 veces